Judo, el mejor deporte para niños

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Artículo publicado en https://saposyprincesas.elmundo.es/educacion/educacion-en-casa/beneficios-del-judo/

El judo, originario de Japón a finales del s. XIX, es un arte marcial cuyos principales beneficios se ven reflejados tanto física como mentalmente. Esta actividad fortalece los músculos y previene así de lesiones al jugador. Se desarrollan múltiples facetas entre ellas la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad.

Esta disciplina olímpica ayuda a fortalecer el cuerpo y la mente, a adquirir nuevos hábitos de conducta y a aprender a defenderse. Entrena distintas habilidades físicas como el desarrollo del aparato motriz, la fuerza, la velocidad, la rapidez, la coordinación y el equilibrio. Además, uno de los aspectos fundamentales que se enseña es a aprender a caer correctamente, por lo que su práctica evitará muchas lesiones. 

Es una de las actividades extraescolares (y uno de los deportes) que más pasiones despierta. Conseguir ese tan ansiado cinturón negro es uno de los grandes objetivos de todos los aficionados a esta arte marcial, que puede practicarse, y sin peligros, desde la infancia. Puede empezar a practicarse a partir de los 4 o 5 años, sabiendo que al principio lo importante es que a través de juegos disfruten del los ejercicios. De hecho, la Unesco lo declaró como el mejor deporte inicial formativo para los niños.

Dojo

Estimula la psicomotricidad, la disciplina y el respeto en los niños. Favorece el desarrollo de la fuerza, coordinación, velocidad, flexibilidad y equilibrio. Uno de los aspectos más beneficiosos es que trabaja en algo fundamental, imprescindible en la infancia: el compañerismo.

Significado de los colores

Lo más peculiar de este arte marcial, como ya sabréis, son los colores de los cinturones. Y es que, no son aleatorios, todo tiene su significado.

  • Blanco. Es el primero de todos. Transmite ingenuidad, comienzo, pureza. En Japón se considera bendición. El paso entre este y el siguiente será el blanco-amarillo.
  • Amarillo. Representa la luz, la nueva vida. Es el tono del emperador, da prestigio. Al llegar a este significa que se ha pasado al primer nivel de conocimiento. Entre este y el siguiente está el amarillo-naranja.
  • Naranja. Da más fuerza, es más animado. Representa al Sol preparado para la primavera, de nuevo una metáfora al aprendizaje y al prepararse para seguir avanzando. El siguiente nivel sería naranja-verde.

Judo cinturon

  • Verde. La esperanza. El crecimiento de una semilla, la juventud. Es el nivel de perfeccionar las técnicas. El siguiente es verde-azul.
  • Azul. La inmensidad del mar o del cielo. Tranquilidad. Refleja la buena suerte en la cultura japonesa. Después va azul-marrón.
  • Marrón. El color del campo. Las técnicas se están madurando.
  • Negro. Madurez y experiencia. Dentro de este nivel se despliegan en otros 10 niveles más o también llamados DAN. Para conseguirlos se necesitará de habilidades y destrezas muy practicadas. La mayoría que los comienza a alcanzar suelen ser profesionales que se dedican a la enseñanza del Judo, personas que sienten pasión por ello. Del sexto al octavo DAN se podrá llevar tanto el cinturón negro como uno rojo-blanco. Una vez alcanzado el noveno y décimo también se puede elegir y optar al color rojo, el cual representa salud y vida. Quien consigue este último es que ha estado dedicado toda la vida a este arte marcial con mucho empeño.

Clasificarlo por niveles es una manera muy sencilla de provocar curiosidad en nuestros hijos ya que fomentará su competitividad y evitará que lo dejen de lado en cuestión de meses. La constancia en el deporte es muy importante para su bienestar.

Los niños aprenden a confiar en ellos mismos y en sus oponentes, a ponerse en el lugar de los demás, a cooperar y a responsabilizarse de sus acciones. Ayuda a desarrollar el respeto hacia sí mismo y hacia los demás, así como la atención, la reflexión y la concentración.

PATROCINADORES
 
 
 
COLABORADORES
 
 
 
 
 
RECONOCIDO POR